lunes, 13 de junio de 2011

Principales tipos de virus informáticos y características de los mismos

¿Qué son los gusanos y troyanos?

Gusanos

Al contrario que los virus, los gusanos son un 'código malicioso' que se limita a realizar copias de sí mismo y no necesita infectar otos archivos para multiplicarse. Por tanto no está creado para infectar y destruir equipos, pero es capaz de consumir recursos de redes y sistemas hasta saturarlos. Los gusanos son los virus más abundantes y normalmente se difunden mediante el correo electrónico (empleando la libreta de direcciones para propagarse) aunque en realidad utilizan varios métodos para distribuirse forma masiva:
  • A través de los recursos compartidos de un red local, que pueden terminar colapsando.
  • A través de programas de intercambio de archivos P2P (peer to peer), creando en los directorios compartidos archivos con nombres atractivos para que los usuarios los localicen y descarguen.
  • Mediante programas de mensajería instantánea, una amenaza creciente, o chat.
  • Dentro del código HTML de los mensajes de correo electrónico, por lo que basta con pinchar sobre el email (previsualizarlo) para activarlos.

Troyanos

Los caballos de Troya o troyanos son programas que se introducen en el ordenador por diversos medios, se instalan de forma permanente y tratan de tomar el control del sistema afectado. Se les llama así porque su forma de actuar recuerda a la treta empleada por los griegos para conquistar Troya: llegan a través de un programa aparentemente inofensivo que al ejecutarse instala el troyano. Aunque no suelen ser virus destructivos, pueden capturar datos personales y enviarlos al atacante o abrir brechas de seguridad para que éste pueda tomar el control de la máquina de forma remota (a los que realizan esta acción se les conoce específicamente como backdoor o 'puerta trasera').
Los troyanos son también muy abundantes, aunque tienen la virtud de pasar desapercibidos para el usuario. Son capaces de llevar a cabo distintos tipos de acciones, por lo que a su vez se les puede clasificar como destructivos, parecidos al resto de virus, backdoors, keylogger (registran las teclas pulsadas por el usuario para que el atacante obtenga información) o fake (muestran falsos mensajes de error con el objetivo de capturar nombres de usuario y contraseñas).
Por tanto, los virus se reproducen infectando a otros archivos o programas, los gusanos se propagan realizando copias de si mismos y los troyanos abren un agujero de seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada